APRUEBA PROGRAMAS DE RELIGION CATOLICA PARA EDUCACION MEDIA HUMANISTICO-CIENTIFICA
    Núm. 158 exento.- Santiago, 12 de Agosto de 1983.- Visto: Lo dispuesto en el D.F.L. N° 7.912, de 1927, decretos supremos de Educación N°s. 430, de 1975, y 776, de 1977, y en los artículos 19 N°s. 6 y 11, 32 N° 8 y 35 de la Constitución Política de la República de Chile, Decreto:

    Artículo 1°.- Apruébase el siguiente programa de Religión Católica para la asignatura de Religión de la Educación Media Humanístico-Científica:
    CURSO:
    Primer Año de Enseñanza Media
    OBJETIVO GENERAL:
    Reconocer la invitación a la alianza con Jesucristo que hoy se nos hace como renovación de la invitación a la alianza que Dios realizó en la historia de Israel.
    OBJETIVOS ESPECIFICOS:
1.  Identificar las interrogantes más significativas de la etapa adolescente, al confrontarlas con los compañeros de curso.
2.  Reflexionar sobre la vida juvenil como éxodo en permanente diálogo con Dios.
3.  Reconocer a Jesucristo como portador de la felicidad por la comunión y paz de Dios con los hombres.
4.  Valorar la fidelidad de Dios que promete y realiza su Alianza a pesar de la fragilidad humana.
5.  Reconocer la fidelidad de Jesucristo que vive el amor como siervo del Padre en medio de los pequeños, y la ruindad del pecado, que le da muerte.
6.  Reconocer el llamado a la plenitud, por medio del amor a Dios y al prójimo: expresión de la nueva Alianza que ofrece Jesucristo.
7.  Descubrir formas de participar con Jesucristo en la realización de la Alianza de Dios con toda la humanidad.
8.  Descubrir formas de participar en la Iglesia, pueblo portador de la Alianza Nueva y eterna de Jesucristo.
9.  Reconocer la invitación a guiarse por la Sagrada Escritura para vivir la vocación al amor.
    CONTENIDOS:
1.  Inquietudes y esperanzas de la etapa adolescente:
    - Ser reconocido como persona;
    - capacidad de amar y ser amado;
    - búsqueda de la vida en plenitud.
    Somos personas que a través de experiencias de amor crecemos hacia una plenitud a la que Dios nos llama.
2.  El Dios vivo crea, hace libre y feliz a la humanidad.
    El Dios vivo crea, hace libre y feliz al adolescente.
    Jesucristo presente en los anhelos de ser y vivir.
3.  Jesucristo, hijo de María, realiza una Alianza de Dios con el hombre, en su persona y en sus actuaciones. Revela a Dios como Padre que nos hace hermanos.
    La conversión es vuelco libre hacia el amor.
4.  Dios manifiesta su fidelidad a pesar de las respuestas ingratas de los hombres en la creación y en diversos acontecimientos de la historia de Israel. Jesucristo viene a darnos vida en abundancia, el perdón de Dios, resurrección física y espiritual.
5.  La entrega de Jesús es signo de su amor humilde y constante. Sus actuaciones históricas le atraen la violenta oposición de los poderes terrenales. En este pecado personal y social también nosotros participamos. En su resurrección ha comenzado a cumplirse la Promesa, la nueva creación o Alianza y el Reino definitivo.
6.  El amor entre personas es Alianza para la mutua felicidad.
    Nuestra Alianza con Dios es un compromiso que tiene su pleno cumplimiento en Jesucristo (la nueva Alianza).
    La Alianza con Dios hace posible la perfección en el amor.
7.  Jesucristo es centro y meta de la historia.
    Jesucristo llama a la comunión y a la participación, a pesar de las tinieblas e iniquidad que hay en el mundo. El Espíritu Santo anima la realización plena de la alianza, con el Padre mediante el amor.
8.  La Iglesia:
    - pueblo de la nueva Alianza de Dios Padre.
    - comunidad de los creyentes en Jesucristo que evangeliza animada por el Espíritu Santo.
    - comunidad que valoriza la persona, el trabajo y la participación comunitaria.
    - asamblea que celebra el amor victorioso de Dios.
    - comunidad de esperanza y alegría.
9.  La Biblia, escrita por hombres inspirados por Dios.
    La Biblia es Buena Noticia.
    Jesucristo, Centro de la Biblia.
    CURSO:
    Segundo Año de Enseñanza Media.
    OBJETIVO GENERAL:
    Descubrir la vida nueva que Jesucristo ofrece en la comunidad creyente, que es sacramento de salvación universal.
    OBJETIVOS ESPECIFICOS:
1.  Identificar formas de la presencia o ausencia de Jesucristo en el propio proyecto de vida y las consecuencias previsibles.
2.  Descubrir la buena noticia que Jesucristo trae para todo ser humano, especialmente para los más pobres y pequeños.
3.  Reconocer en la fuerza de Jesucristo y en el testimonio de María, la mejor vía para enfrentar los obstáculos al amor y a la justicia.
4.  Valorizar las amistades y a la amistad con Jesucristo.
5.  Reconocer lo que Cristo aprecia, por encima de otros modelos de vida.
6.  Discernir signos de la muerte y resurrección de Cristo en situaciones actuales.
7.  Reconocer los sacramentos como participación en la resurrección de Jesucristo.
8.  Valorar la Eucaristía como el gran signo de la vida cristiana.
9.  Descubrir formas de participación en la Iglesia de Jesucristo.
    CONTENIDOS:
1.  El misterio de Dios está presente en nuestra vida.
    Jesús trae una vida plena, de unión con los hombres y con Dios.
    Cristiano es quien cuenta con Cristo en su proyecto de vida.
    Proyectos de vida e ideal personal.
2.  La Encarnación del Hijo de Dios, como expresión de preferencia por los pobres.
    Jesús no viene con poder terrenal sino con el poder del Espíritu Santo.
    La alegría de Jesús con los sencillos. María, como personificación de los sencillos.
3.  Jesucristo afronta desde niño la injusticia y la muerte.
    Encuentra poderes adversos, barreras, violencia, tal como nosotros hoy.
    Sufrimientos que enfrenta María en su vida y en la de otros.
    El Señor es nuestra fuerza.
    En la oración personal y en la celebración litúrgica recibimos la fuerza para comprometernos.
4.  Jesús es persona de trato franco y discreto, respetuoso y amigable.
    Llama a una amistad personal con El en la fe.
    Jesucristo transfigura el amor humano; lo hace responsable, promotor de vida y de alegría duradera, fiel, signo de Dios. La oración es vida de unión con Dios entregada a los hombres.
5.  El modo de vida que propone Jesucristo en el Sermón de la Montaña.
    María muestra este modo de vivir.
    El culto espiritual es ofrecer la vida entera.
6.  La Pascua de Cristo; pasión, muerte y resurrección, despierta esperanza de salvación por el amor.
    El dolor es participación en la pasión de Cristo.
    El misterio de la muerte y resurrección de Cristo da sentido a toda la realidad; incluido el dolor.
    La pascua de Cristo es el centro de todo lo que la Iglesia celebra.
7.  El cristiano bautizado (sumergido en la muerte de Cristo) vive para Dios.
    El cristiano confirmado, recibe el Espíritu vivificante de Cristo.
8.  Jesucristo celebra su pascua en la Ultima Cena (Deut 16; Jn 6; 1 Cor 10 y 11).
    La eucaristía es celebración de comunión de los miembros del cuerpo de Cristo.
    Significa y realiza la unidad de la Iglesia y anuncia la unión del género humano en el Reino de Dios.
9.  La Iglesia es la comunidad de los testigos de Jesucristo, luz del mundo que con su vida anuncia y realiza la salvación para todos.
    La Iglesia crece como signo del Reino de Dios a través de los creyentes (Mt 13).
    CURSO:
    Tercer Año de Enseñanza Media
    OBJETIVO GENERAL:
    Valorar la misión de la Iglesia, que sirve a la unión del género humano con Dios.
    OBJETIVOS ESPECIFICOS:
1.  Descubrir formas de relacionarse para romper la soledad.
2.  Distinguir formas de comunicación interpersonal que Dios establece con sus hijos..
3.  Reconocer que el designio de Dios es la unión de todo el género humano.
4.  Identificar el pecado como oposición al designio unificador de Dios.
5.  Valorar la dignidad trascendente de toda persona y la respetabilidad social consiguiente.
6.  Reconocer la familia como lugar de comunión.
7.  Descubrir las responsabilidades ciudadanas por motivos de razón o de fe.
8.  Identificar caminos vocacionales para situarse en el cuerpo orgánico de la Iglesia de Jesucristo.
9.  Descubrir formas de colaboración en la misión de la Iglesia, como sacramento de salvación para el mundo.
10. Descubrir formas de compromiso en la tarea de ser testigo y apóstol de Jesucristo.
    CONTENIDOS:
1.  Tipos de relaciones humanas.
    Dios nos llama a establecer amistad, a través de nuestras experiencias humanas.
2.  Dios se comunica para establecer una comunión interpersonal, no para esclavizar.
    Bautizar es sumergir en el amor del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
3.  Dios con su amor establece una alianza con su pueblo.
    Jesucristo anuncia un reino para los que se convierten.
    Jesucristo forma una comunidad, valoriza la cena fraternal y forma un nuevo Pueblo de Dios.
    La Iglesia es signo e instrumento de comunión.
4.  El pecado separa de Dios, de los hombres y de la naturaleza.
    Introduce injusticia en la sociedad y destruye la comunión.
    El sacramento del perdón reconcilia con Dios y con la Iglesia.
5.  Toda persona es imagen e hijo de Dios, redimido por Cristo, llamado a ser templo del Espíritu Santo.
    Deberes y derechos de la persona: su responsabilidad por el bien común.
    Hay diferentes grados de personalización y de solidaridad en una masa, en una asociación, en una comunidad y en un pueblo.
    Dios llama al amor y a la justicia en todas estas relaciones.
6.  La familia es la base de la sociedad: formadora de comunidad de personas, servidora de la vida, promotora del desarrollo social y educadora de la fe.
    El sexo como medio de comunicación íntima, beatificante, fecunda, responsable y fiel.
    Valor de la paternidad y de la maternidad.
    El matrimonio celebra y atestigua la alianza de Cristo con su Iglesia.
    Jesucristo defiende a la mujer, a los niños, salva a los ancianos del desprecio y de la soledad mediante el vínculo sagrado del matrimonio.
7.  La conversión a Jesucristo tiene consecuencias sociales.
    El amor y la justicia exigen buscar el bien común, dando preferencia a los más pobres.
    El poder es para servir.
    Concepto de civilización del amor.
8.  Misión del laico en la Iglesia y en el mundo;
    participar en la comunidad eclesial y transformar con el Evangelio la sociedad y la cultura.
    La Iglesia es una comunidad guiada por pastores establecidos por Jesucristo.
    Hay diferentes formas de consagración a la vida evangélica.
    Otras concepciones de Iglesia en cristianos no católicos.
9.  La salvación que trae Jesucristo es integral, comunitaria y escatológica (ya iniciada, pero sólo plena en la vida eterna).
    La Iglesia es signo eficaz de salvación, unión de todo el género humano.
    Los sacramentos celebran las acciones salvadoras permanentes que realizan los cristianos guiados por el Espítiru de Jesucristo.
10. Cristiano de hecho es quien ha sido transformado por el Espíritu Santo en hermano de Jesucristo, Hijo y colaborador del Padre y miembro de la comunidad que anuncia la salvación.
    El Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía celebran esa transformación.
    CURSO:
    Cuarto Año de Enseñanza Media.
    OBJETIVO GENERAL:
    Descubrir la responsabilidad que significa ser enviado por Jesucristo a servir fraternalmente a todo ser humano, y a construir una civilización del amor.
    OBJETIVOS ESPECIFICOS:
1.  Reconocerse con una vocación personal de servicio a Dios en los hombres.
2.  Valorar la misión profética de la Iglesia en el mundo.
3.  Valorar el trabajo y solidarizar con los trabajadores.
4.  Identificar vías para el recto uso de los bienes creados.
5.  Comprender la complementación entre la certeza parcial y provisoria de la ciencia, y la visión global y progresiva de la fe.
6.  Discernir con criterios evangélicos los valores y contravalores de la comunicación social.
7.  Descubrir el papel del arte en la vida cristiana.
8.  Buscar vías para servir al mundo como miembro de la Iglesia y como enviado de Dios.
    CONTENIDOS:
1.  El sentido de la vida personal se define en la vocación:
    - respecto de la futura familia;
    - respecto de la opción laboral;
    - respecto al modo de servicio cívico;
    - respecto al servicio a la cultura y a la humanidad;
    - respecto de la tarea personal en la Iglesia.
    Papel de la mujer en la Iglesia y en el mundo actual.
2.  La Iglesia anuncia y denuncia siguiendo a Jesucristo y a los profetas.
    El Magisterio oficial de la Iglesia ilumina autorizadamente la realidad con el Evangelio.
    Información global sobre los principales documentos morales y sociales de la Iglesia.
3.  El trabajo como participación en la creación, en el misterio de Cristo y como obra colectiva de cultura.
    Condiciones de trabajo dignas del hombre.
    Sentido y valor de la organización sindical.
    Condiciones para una ordenación económica al servicio del hombre y de todos los hombres, conforme al plan de Dios.
4.  Actitud de Jesucristo ante las riquezas y los pobres.
    Destino universal de los bienes creados.
    Conveniencia práctica de apropiar los bienes de uso y de consumo.
    Causales legítimas de apropiación y de expropiación.
    Función social de los bienes y de la producción.
5.  Creación y evolución, estudiados a partir de criterios de interpretación bíblica.
    Relación entre ciencia y fe.
6.  La comunicación social debe ser para la comunión y el desarrollo.
    La información pública y la publicidad deben servir al hombre por la verdad.
    El comunicador, el destinatario y el estado tienen derechos y deberes.
7.  La creación y la apreciación de lo bello nos hacen participar del misterio de Dios creador.
    El amor y la bondad son fuentes de belleza.
    El arte y la belleza son autónomos, pero deben servir al hombre.
    El arte puede servir a la expresión de la fe.
8.  Los cristianos buscamos transformar las estructuras humanas según el Evangelio.
    Orientamos la historia hacia la libertad, la comunión y la participación.
    Construimos con esperanza activa la civilización del amor.

    Artículo 2°.- Derógase el programa de Formación Cristiana para el 1er. Año de Educación Media Humanístico - Científica, aprobado por decreto supremo de Educación N° 430, de 1975.

    Anótese y publíquese por orden del Presidente de la República.- Mónica Madariaga Gutiérrez, Ministro de Educación Pública.
    Lo que transcribo a usted para su conocimiento. Saluda a usted.- Juan Enrique Froemel Andrade, Capitán de Fragata, Subsecretario de Educación Pública.